Aromaterapia; el poder de los aceites esenciales.

19 de octubre, 2017

El uso de aceites esenciales para cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu se remonta a todas las grandes civilizaciones del mundo antiguo.

aromaterapia-egipto

La palabra «aromaterapia» surgió a comienzos del siglo XX para referirse al uso de aceites esenciales y plantas en diversos tratamientos de enfermedades físicas y psíquicas. Pero los principios en los que se basa se remontan a la civilización egipcia, que conocía muy bien las propiedades curativas de las plantas. Entre el siglo XIX y los primeros años del siglo XX, en las farmacias y herboristerías se utilizaban plantas para elaborar infusiones y pomadas. Sin embargo, los secretos y los poderes escondidos en las plantas se perdieron a lo largo del tiempo y fueron substituidos por la ciencia.

En 1920, René Maurice Gattefossé, un químico francés procedente de una familia que poseía una empresa de perfumes, se lanzó al redescubrimiento de las milagrosas propiedades de las plantas. Se cuenta que un día cuando trabajaba, Gattefossé se quemó gravemente la mano y la sumergió en aceite esencial de lavanda. La quemadura se curó rápidamente sin que quedasen ampollas. Así, se puede considerar que a partir de sus estudios nació la llamada Aromaterapia Moderna.

La investigación de Gattefossé con los aceites esenciales fue continuada por otro francés, el doctor Jean Valnet, que los usó para curar las quemaduras y heridas de los soldados durante la primera guerra mundial. Más adelante trató con éxito a pacientes psiquiátricos con aceites esenciales, demostrando que también tienen cualidades curativas a nivel emocional y psicológico. Posteriormente Marguerite Maury fue la primera en usarlos en sus terapias de belleza y revitalización, definiendo así otro aspecto de los poderes curativos de los aceites esenciales.

Los aceites se pueden utilizar por inhalación, en cataplasmas frías o calientes, con baños aromáticos, en masajes o de uso interno, pero siempre con la supervisión de un profesional.

aceites-esenciales

 

aceite-esencial-de-lavanda

Uno de los más utilizados es el de Lavanda que es armonizador, purificante, equilibrante, sedante y relajante. Alivia los dolores de cabeza producto de la tensión o estrés, regula la presión arterial alta, es sedante para las mujeres parturientas y alivia quemaduras y picaduras de insectos.

El aceite esencial de orégano se utiliza como antibiótico natural y una gota en nuestra ensalada, además de aportar su sabor característico, nos protege de patógenos externos. Elimina la candidiasis, las infecciones de la piel, las verrugas y el pie de atleta. También es estimulante del sistema inmunitario, posee propiedades antiinflamatorias y anestésicas, de modo que acelera la curación de las heridas y reduce el dolor de golpes, esguinces, tendinitis y artritis.

El Ylang Ylang es afrodisíaco, vigorizador, purificante, equilibrante, euforizante y calmante. Es eficaz para problemas del aparato reproductor (sobre todo masculino), calma la ansiedad, regula el pulso, alivia la depresión y previene ataques de pánico.

El romero es estimulante. Alivia dolores reumáticos y musculares, ayuda a los que padecen presión arterial baja. También aumenta la circulación de la sangre hacia el cerebro.

La menta es antiséptica, descongestionante y digestiva. Es eficaz para tratar la gripe, relaja y calma los músculos del estómago y del tracto gastrointestinal, así como los trastornos nerviosos.

El aceite esencial de árbol de té está recomendado en casos de psoriasis, dermatitis, acné o pequeños cortes o heridas. Alivia quemaduras del sol y la piel irritada después del afeitado. Acaba con el herpes labial y los hongos en las uñas. Alivia picaduras de insectos y elimina piojos y liendres. Seca las verrugas y regulariza las glándulas sebáceas en el caso de cabello graso o si tienes caspa. Es un auténtico todoterreno, un imprescindible a tener siempre a mano en el botiquín y en el neceser de viaje ya que nos puede sacar de más de un apuro.

Hay multitud de aceites esenciales en el mercado ideales para utilizar en un quemador para aromatizar tu casa, pero si lo que quieres es un uso terapéutico recurre a marcas que te garanticen la pureza del mismo.

Si tienes alguna duda consultamos en nuestra tienda de la calle Magdalena 14 de Oviedo o por medio de las Redes Sociales.

Facebook By Capella

Y para consultas relaccionadas con tu salud Terapias Capella

Comentarios Recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*