Postres sin gluten. Tarta de calabaza y manzana.

7 de noviembre, 2017

Cada día son más las personas que acuden a nosotros con intolerancias alimenticias y por eso vamos a empezar una sección de recetas de postres realizados sin gluten y con edulcorantes naturales.

Nos encontramos empezando el mes de noviembre y es fácil tener en la despensa alguna manzana y los restos de alguna calabaza de Halloween y estos van a ser los ingredientes principales de nuestra primera tarta.

La manzana es una de las frutas cuyo consumo recomendamos a diario. Son depurativas, mejoran el tránsito intestinal y ayudan en la digestión. De hecho son de las pocas frutas que se pueden consumir como postre después de las comidas. Gracias a su contenido en quercitina reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y aunque son dulces reducen los niveles de azúcar en sangre.

A su vez la calabaza es un alimento muy versátil, que gracias a su sabor dulzón es ideal para utilizar en repostería. Su bajo contenido calórico y su alto contenido en agua y fibra la hacen ideal para utilizar en dietas de adelgazamiento, así como para personas que sufren estreñimiento o retención de líquidos. También contiene mucílagos para mantener un correcto funcionamiento del tracto intestinal.

Si además le añadimos canela estamos mejorando nuestra circulación, disminuimos los niveles de glucosa en sangre y estimulamos nuestro sistema digestivo. Las propiedades afrodisiacas de la canela las dejaremos para otra receta.

Ingredientes:

550 gr de calabaza horneada o a la plancha (puedes utilizar zanahoria)

150 gr de nueces picadas (o cualquier fruto seco picado que tengas a mano)

3 o 4 manzanas peladas y cortadas en rodajas

4 huevos

1 cucharadita de canela y ralladura de limón

Miel, sirope de stevia, sirope de agave o el edulcorante natural que más te guste.

Elaboración:

Para nuestra receta solo tenemos que mezclar bien todos los ingredientes, vertemos todo en un molde engrasado o mejor forrado de papel de horno porque si no se pega mucho, y colocamos por encima las rodajas de manzana.

Horneamos a 180º unos 30 minutos o hasta que veas que la manzana se tuesta.

Sacamos del horno y pincelamos la manzana con una mermelada casera que tengamos por casa, rebajada con un poco de agua y calentada para que quede líquida o con gelatina. Este último paso es opcional para que la manzana quede brillante.

Recuerda que nuestra receta no lleva gluten, por lo tanto no va a quedar tan «aglutinada» como las que se hacen con harina de trigo y además se va a pegar más al molde. Aún así el resultado es una tarta jugosa y super rica, además de saludable y apta para toda la familia.

Puedes variar esta receta añadiendo más masa si la quieres más gorda, cambiando la calabaza por zanahoria y mezclando los frutos secos que tengas por casa. De todas maneras queda riquísima.

Nosotros seguiremos subiendo recetas sin gluten para que puedas disfrutar de la repostería tanto si eres celiaco como si eres de las personas a las que le gusta cuidarse. Esta receta la hemos sacado de la página Hoy comemos juntos donde encontrareis un montón de recetas de menús y postres sin gluten.

Y si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros a través del Facebook y te contestaremos lo antes posible.

Ya sabes que además contamos con los profesionales del Centro de Terapias Múltiples Capella a los que puedes acudir para cualquier tipo de problema relacionado con la salud.

 

 

Comentarios Recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*