Refuerza tus defensas

22 de octubre, 2019

El sistema inmunitario es un mecanismo de defensa del cuerpo contra enfermedades e infecciones y el otoño es una de las épocas del año donde más se resiente, por eso queremos ayudarte a fortalecer tus defensas.

En esta estación el metabolismo y el sistema hormonal tienen que adaptarse a las condiciones cambiantes de iluminación y temperatura y nuestro sistema inmunitario debe estar fuerte para combatir continuos ataques de virus.

Para estar preparados hay que tener en cuenta que hay muchas formas de atacar nuestras defensas, pero también muchas alternativas para fortalecerlas.

Evitar el estrés:

El estrés altera enormemente nuestro sistema inmunológico, haciéndonos más susceptibles a padecer todo tipo de enfermedades. Adaptógenos como la Ashwaganda, la raíz de Ginseng, la Maca, la Rhodiola y el hongo Reishi, son capaces de potenciar la resistencia del organismo frente al estrés, fortaleciendo así nuestras defensas.

flora intestinal

Mejorar la flora intestinal:

El funcionamiento adecuado del sistema inmunitario depende del estado del intestino y de la composición de la flora intestinal. Nuestro intestino contiene diez veces más bacterias que la cantidad de células que hay en el cuerpo y la mayoría de ellos son probióticos. Hacer un reseteo de intestino y repoblar con un buen probiótico no solo mejorará nuestra salud digestiva sino el bienestar general. Es fundamental que este probiótico esté protegido contra los ácidos estomacales para asegurar que estas bacterias tan beneficiosas lleguen intactas al intestino y lo colonicen.

Drenaje linfático para mejorar nuestro sistema inmunológico.

Tener un sistema linfático funcionando en óptimas condiciones es esencial para una buena salud, ya que el líquido linfático o linfa transporta los glóbulos rojos a través del cuerpo y también se encarga de transportar las bacterias y toxinas a los ganglios linfáticos, donde el sistema inmunológico las destruye.

Tomar un multivitamínico:

Las vitaminas y los elementos más importantes en los meses de otoño-invierno son la vitamina C, B, E y D, y el selenio, zinc, magnesio y cobre. Todas las vitaminas aumentan las defensas, pero además la Vitamina C colabora en miles de procesos metabólicos diferentes, las del grupo B juegan un papel importante en todas las reacciones del metabolismo energético y regulan el sistema nervioso, la vitamina E es necesaria para una correcta función de los linfocitos y la D ayuda a prevenir enfermedades de origen infecioso. El selenio y el cobre favorecen al sistema inmunitario, aumentando las defensas y protegiendo al organismo contra enfermedades infecciosas y el zinc y el magnesio son cruciales para la producción de numerosas enzimas.

reishi

Hongos que activan las defensas:

Los hongos como el Shiitake, el Reishi o el Maitake han demostrado en numerosos estudios ser estimulantes del sistema inmune sin producir efectos tóxicos. El factor común a todos ellos es la presencia de un polisacárido natural, el Beta Glucano, reconocido por su valor como inmunomodulador y anticancerígeno. Los macrófagos, células del sistema inmune, tienen receptores específicos para el Beta Glucano, que al activarse estimulan la respuesta inmune y promueven la defensa del organismo frente a agentes patógenos.

Como ves puedes reforzar tus defensas de múltiples formas y si vienes a vernos te indicaremos el protocolo a seguir para preparar tu organismo ante los meses de invierno.

Síguenos en las Redes Sociales, donde podrás consultar cualquier duda que tengas, pero si tienes algún problema de salud lo mejor es que consultes a nuestros profesionales del Centro de Terapias Múltiples Capella

Comentarios Recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*